1 de noviembre de 2011

CÓMO EL TEA PARTY APOYA AL MOVIMIENTO OCUPA WALL STREET

Philippe Grasset. Dedefensa.org. Reproducido y traducido al castellano por DISIDENCIA (http://la-disidencia.blogspot.com/)



Karl Denninger. Fundador del Tea Party y amigo de los "indignados" USA



La identificación y caracterización de las relaciones digamos "objetivas" entre el Tea Party y Ocupa Wall Street (OWS) constituyen un gran misterio en la saga actual cuyas dimensiones son épicas y globales (en la actualidad, la Revolución debe ser mundial, o al menos de gran alcance). Ambos movimientos, en general muy poco organizados, ¿son antagónicos, indiferentes, complementarios? Cabe señalar, tal y como nos señaló un lector y amigo servicial, la muy interesante intervención de Slavoj Zizek en Ocupa Wall Street, en particular la parte reportada por HuffingtonPost.com el 10 de octubre 2011: "Zizek aconsejó a la gente mirar al movimiento del Tea Party como un movimiento hermano - "Pueden parecer estúpidos, pero no los veáis como el enemigo", dijo . (Véase también la transcripción de la alocución de Zizek sobre el tema: "Tened cuidado, no os enamoréis de vosotros mismos”...)

Russia Today ha propuesto que se debería interrogar a Karl Denninger acerca de esta relación entre Ocupa Wall Street y el Tea Party. Dicho y hecho… El 14 de octubre de 2011 Russia Today entrevistó a Karl Denninger, que es uno de los fundadores del mismo ¿Sorpresa? Denninger apoya el movimiento Ocupa Wall Street (OWS).


¿Es correcto hacer comparaciones entre los dos grupos? Denninger dice que hasta cierto punto, las comparaciones son correctas. El movimiento Ocupa, sin embargo, puede aprender de algunos de los errores en los que según su opinión, incurrió el Tea Party. "El problema con las protestas es que es muy fácil para los políticos, no importa cuán grande sea la protesta, esperar simplemente a que la gente se vuelva a su casa", dice Denninger. "Entonces los políticos pueden ignorar a la gente.”


»Siendo tan grandes los problemas que afectan a los estadounidenses, sin embargo, dijo Denninger, es lógico que muchos ciudadanos se estén uniendo al movimiento. Denninger reconoció que muchos ciudadanos de Estados Unidos han perdido sus trabajos y hogares, y han visto el desplome de la bolsa dos veces en cuestión de pocos años. "La gente dice, '¿Sabes qué? Sé que me han jodido por todo esto; no sé cómo lo hicieron. Sólo sé que sucedió. Y todo vino de Nueva York y Washington DC’. "



Siendo el movimiento Ocupa Wall Street tan amplio como es, algunos críticos dicen que el caos y la falta de objetivos sólidos podría suponer la caída del movimiento. Denninger dice, sin embargo, que esto podría constituir una ventaja. Y como el movimiento se extiende de costa a costa y ahora también por el extranjero tal vez está en lo cierto. "Una de las cosas que el movimiento Ocupa Wall Street parece tener a su favor es que todavía no ha cambiado de dirección ni ha emitido exigencias formales y concretas", dijo Denninger. "Esta es una buena cosa, no mala. Todo el mundo está buscando un conjunto de demandas ". Denninger añadió que en el momento en que los manifestantes presenten formalmente a los bancos y el gobierno una lista de reivindicaciones," entonces alguien dirá: 'Bueno, os damos un 70 por ciento. Ahora iros a casa '".


»En el caso del Tea Party, Denninger opina que en realidad cualquier tipo de organización supondría la caída del grupo. "Una de las cosas que queríamos era el fin de los rescates a los bancos y acabar con el gasto público del Estado, y como se puede ver ello no ha ocurrido", dijo Denninger, que hoy gestiona el Ticker Market. Denninger agregó que los manifestantes de Ocupa Wall Street y sus vástagos de todo el mundo no deberían solo abandonar sus objetivos."Quedaos tan sólo con el mensaje siguiente: la corrupción no se da sólo en casos aislados", dijo. "El problema no se puede enfocar en un solo lugar. Hay que sacar el dinero de la política, lo cual es muy difícil de hacer, pero al mismo tiempo no se puede silenciar la voz de la gente. "


Denninger no está contra el movimiento Occupa Wall Street, cuyas reivindicaciones apoyaba el auténtico Tea Party. Está amargado desde hace mucho tiempo porque piensa que el Tea Party, el cual, en su momento, marchó también hacia la conquista de Wall Street, fue asesinado “ hace mucho tiempo ". (En Russia Today también, hace un año, el 22 de octubre de 2010).


El grupo Tea Party de Estados Unidos se ha convertido en una pesadilla para su fundador. Era originariamente un movimiento contra la corrupción y el gasto público, pero ahora ha pasado a centrarse en tres temas: "armas de fuego, gays y Dios." "Todo comenzó con el rescate de Bear Sterns. Entonces un puñado de personas de los nuestros, alrededor de una docena, se manifestaron en Wall Street", dijo Karl Denninger, fundador del Tea Party y Ticker Market. La intención era protestar contra el corporativismo excesivo y la corrupción y exigir al gobierno que mantuviera sus promesas de cambio.”“En cosa de un mes se convirtió en partido y fue asimilado por el grupo Republicano ", dijo. "Y todo se convirtió en armas, Dios, y gays. Que no niego sean grandes temas, pero eso no es lo que nos propusimos en un principio. "[...]" Ninguno de los así llamados candidatos del Tea Party ha dicho nada sobre esto ", dijo Denninger. "El lema que adoptamos originariamente fue" detener el saqueo y empezar a procesar “ (‘stop the looting and start the prosecuting’ ) y ahora no puedo encontrar ninguno de estos supuestos candidatos del Tea Party dispuestos a salir y decir eso en público. "


De estas manifestaciones [aparecidas en la entrevista del Russia Today] en primer lugar se puede inferir un desorden y confusión extremos: tanto respecto al historial, destino y actividad del Tea Party, como de la táctica de Occupy Wall Street en relación al Tea Party etcétera. Pero también podemos darnos cuenta de que este desorden y esta confusión favorecen este tipo de movimientos, diríamos, según la famosa frase, “sin su conocimiento y con su total aprobación". La descripción de Denninger sobre el destino de Tea Party es objetivamente falsa, no sólo en cuanto a la realidad de las situaciones sino también en cuanto los resultados obtenidos.


No ha sido el partido Republicano el que fagocitó al Tea Party; más bien al contrario, ha sido el extremismo desestabilizador y desestructurador (ídem, antisistema) del Tea Party el que literalmente ha infectado el Partido Republicano, el que lo ha subvertido, el que lo ha convertido en una máquina de guerra involuntaria e inconsciente (“sin su conocimiento y con su total aprobación”, por supuesto) contra su propio sistema monolítico. Es el que, de un cierto modo ha quebrantado el " partido único " a causa de su aversión al funcionamiento del poder en USA basado en la oposición salvaje entre sus dos alas republicana-demócrata. Pero comprendemos la amargura de Denninger: este resultado no era un objetivo para él, que quería reformas verdaderas bajo la presión exterior de Tea Party. El caso es que Denninger es un buen ciudadano USA que todavía cree en el sueño americano, y que piensa que el Sistema puede ser reformado sin ser destruido, - afirmación que no se corresponde en absoluto con nuestra opinión, porque como es sabido pensamos que hace falta que el Sistema sea destruido y, por consiguiente, el poder USA en primer lugar- . Por tanto, Denninger es desgraciado, lo cual nos entristece, y el Tea Party cumplió su oficio, lo cual nos satisface.


La idea implícita en la intervención de Denninger, es decir que, objetivamente, Ocupa Wall Street puede seguir la misma vía que el Tea Party original y que ambos movimientos son complementarios cronológicamente, es bastante exacta. Denninger aprueba la táctica estructural de OWS, que es quedarse sobre sus posiciones y bajo sus tiendas en Wall Street, rechazar las ofertas implícitas de colaboración con el Sistema, evitar ser precisa en sus reivindicaciones, funcionar sin dirigentes identificados etcétera. (Hemos definido a menudo esta táctica, que estaba ya presente, de facto, en el Tea Party, táctica que difería de la orientación racional que querían darle dirigentes como Denninger; una vez más, el hecho de que el Tea Party escapara de esta racionalidad ha sido lo que ha suscitado su eficacia y éxito).


La diferencia es que OWS, gracias al Tea Party, constituye una etapa más allá de la acción del Tea Party a causa del trabajo "inconsciente" que ha ido realizando. Está en una posición de fuerza porque ha encontrado un " Momento psicológico ", ampliamente preparado no por el programa de dicho partido sino por la tensión psicológica impuesta por el Tea Party. De hecho, ambos movimientos piensan que sus " misiones históricas " son necesariamente antisistema. Deben mucho a la dinámica antisistema, la cual han alimentado ampliamente. La posición de OWS nos conduce a pensar que la postura antisistema está enormemente extendida en USA. Los acontecimientos están muy próximos al descontrol total: ¿fracasarán o no? Pregunta formulada, pero las semanas próximas (posiblemente los días próximos, dirían los impacientes, pero hay que ser prudentes) serán interesantes. En cuanto a la campaña presidencial de 2012, será digna de seguir porque aquello que suceda en las semanas próximas, constituirá un potencial formidable y explosivo que se irá amontonando en este corazón del Sistema que es el proceso político fundamental (la elección del presidente) del sistema americano.

1 comentario :

  1. Saludos antiimperialistas. Los invito a leer y participar en un blog de denuncia que he creado, "Yo acuso a Santiago Alba Rico" (http://santiagoalbarico.blogspot.com), donde se analizará el caso específico de él; aunque podemos ampliar su alcance a otras figuras, si ustedes quieren.

    ResponderEliminar