SOBRE MI

Robé su nombre a un revolucionario francés por dos razones:

¿De qué sirve la libertad política para los que no tienen pan? Sólo tiene valor para los teorizantes y los políticos ambiciosos.”

Las revoluciones empiezan por la palabra y concluyen por la espada.”

Hoy, 223 años tras su asesinato, los girondinos del momento, quienes siempre desearon contener el avance de los desheredados, vuelven a intentar su revolución burguesa.

Comunista “rancio”. La Comuna de París. 1917. Los espartaquistas de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht  Quien a los 20 años no es comunista es que no tiene corazón. Quien a los 50 no continúa siéndolo es que nunca lo fue. Lo suyo era acné juvenil.

Odio a los canallas y aventureros que apelan a los corazones, las ilusiones, las patrias y las mentiras políticas para mantener el viejo yugo de los explotadores sobre los explotados. Los nuevos gatopardos ungidos por el capital para ser su caballo de refresco político pasarán. La lucha de clases pervivirá mientras un ser humano se enriquezca mediante el trabajo de otro ser humano.

El fascismo avanza impulsado por quienes debieran combatirlo en lugar de tratar de destruir al capitalismo que lo engendró.

Librepensador. Sociólogo. Investigador social. Analista político. Militante del Espacio de Encuentro Comunista (EEC)

Durante 18 semanas he trabajado en Diario16. Hasta que me harté de ser sobreexplotado y de trabajar gratis para el inglés. En mi hambre mando yo. Puedes conocer mis motivos en este artículo.

2 comentarios :

  1. Hola Marat!
    Te admiro en tus planteamientos políticos y comunistas, el sentimiento diáfano y la prosa política. Sólo tengo una discrepancia en algunas cuestiones. Yo considero que el término comunista para utilizarlo dentro del nombre de un partido no es positivo, ya que publicamente está desacreditado por la URSS y otros ejemplos históricos (ciertamente la URSS ha sido un mal experimento histórico para los comunistas y para los explotados del mundo). Yo me siento comunista, pero de los que tú dices: La Comuna, Marx, Rosa Luxemburgo, etc. Por tanto, considero que aunque sigamos siendo comunistas, el nombre debería expresar otras denominaciones, tales como marxsista, revolucionario, etc. ¿Me puedes responder? Un saludo marxista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa que sea tan claro y tan directo. Lo que dices es la chorrada propia del que se avergüenza de lo que dice ser. Tas los crímenes históricos de sus religiones ¿han dejado de llamarse cristianos, musulmanes, judíos quienes profesan tales barbaridades? Los mismo cabe decir de los liberales, por citar sólo dos ejemplos. Creo que te faltan convicciones y te sobra marketing. Los comunistas, si lo somos, es por mucho más que La Comuna, con ser ésta un hallazgo fundamental de nuestra identidad. Sin 1917 no existiríamos. Y dudo que nadie se acordara de Marx, Rosa Luxemburgo, etc si esa revolución no hubiera existido. Practico la autocrítica, no soy estalinista pero no me avergüenzo sino que me enorgullezco del primer Estado que intentó construir un mundo alternativo al capitalista. En cuanto a tus consideraciones sobre el mal ejemplo que ha sido la URSS debo decirte que me maravilla un modo de pensar tal que cree que los procesos históricos de construcción del socialismo nacen perfectos en la probeta que algunos tienen en la cabeza

      Eliminar