26 de junio de 2017

GARZÓN ENTONA EL TANGO DEL CABRÓN

Cuando no queda nada (bandera roja por arcoiris),
hasta la pose del "lidercillo" indica la falta
de respeto a los principios
Por Marat

Si alguien se siente ofendido por el título dispone de la opción de no continuar leyendo pero, si lo hace, lo mínimo que cabe pedirle es que no limite sus opiniones a la simpleza de coger el rábano por las hojas, que es el nivel que suelen alcanzar los “argumentos” de los “progres” que hoy no son siquiera simulacro de reformismo. Esos que frente a la falta de pan que produce el capitalismo proponen que no se les corte el rabo a los galgos. Vendrá un pijoanimalista a decirme que es una ley muy necesaria. Justamente el pijoanimalista al que la lucha de los estibadores en defensa de sus conquistas laborales históricas y de su dignidad se la trae floja. Que se vaya con viento fresco quien carece de la empatía necesaria para entender que el primer animal acosado al que debe defender es ese congénere de especie al que el poder del capital trata de aplastar una vez más.

Dice el garçon (Garzón) del pis (recomiendo ver el vídeo de 1 minuto y 33 segundos completo por su alto valor explicativo) de Pablito que está descontento en su papel de mamporrero de su amado fuhrercito y que pide mayor visibilidad de la capillita política (IU) a la que representa en su rol de indigna comparsa de los podemitas. No voy a entrar a discutir cómo era la IU que se fundó con el Partido Humanista (secta), los carlistas y el minipatidillo de bolsillo (Federación Progresista) de Tamames. Tampoco hablaré del papel indecente de Francisco Frutos, tras tanto alternativismo del procer Anguita frente al PSOE, pactando con este partido listas electorales en la época de Almunia. Ni siquiera de cómo IU ha sostenido gobiernos caciquiles, corruptos y compravotos del PSOE en Andalucía. No es necesario. Está en la mente de muchos.

Alberto Garzón, ese muñeco pálido de Pablito, llora la amargura de saber que cuando los votos de Podemos vuelvan al PSOE del saltimbanqui Sánchez, las siglas del grupúsculo que dirige no podrán recuperar el tiempo entregado al oportunismo mal dirigido. En su mente rondan aquellos versos del tango de Gardel que rezan


Aún el tiempo no logró
llevar su recuerdo,
borrar las ternuras
que guardan escritas
sus cartas marchitas
que tantas lecturas
con llanto desteñí...
¡Ella sí que me olvidó!...
Y hoy frente a su puerta
la oigo contenta,
percibo sus risas
y escucho que a otro
le dice las mismas
mentiras que a mí...”

La IU que algunos reclaman como impoluta en el pasado llevaba dentro de sus filas a trepas como Pablo Iglesias (UJCE en el pasado), a telepredicadores afectados de logorrea por un ego terapéuticamente mal tratado (Juan Carlos Monedero), a individuos con vocación de jubilarse en la política, tras tantos años como consejeros aúlicos (Manuel Monereo), a personajes que demostraban una soberbia impresionante, a la altura de su desprecio a los afilados, cuando eran alevines de IU (Irene Montero), a abogados que empezaron bien y acabaron mal (de la PAH a Podemos, pasando por el desprecio a las luchas de su pasado: Rafael Mayoral), a nazis, asesores de IU en la época de Frutos en la secretaria general del PCE y de Anguita en la dirección de ese engendro ciudadanista llamado Frente Cívico, como Verstrynge. Me refiero al sujeto que coqueteó con los nazis de CEDADE y fue admirador del fascista Girón de Velasco, el mismo que ha reconocido en varias ocasiones que hacía informes a través de un montaje llamado GODSA, de Alianza Popular, para subvencionar con dinero empresarial a su partido (los condottieri cambian de cliente como de camisa los lobos de Wall Street), el mismo que siente admiración confesa por Marine Le Pen.

Hubo un tiempo, muchos años después de abandonar IU, en el que decidí abofetear la cara indecente de un PSOE 2.0 de 1914, llamado Podemos, que imitaba al original del Isidoro de 77, con los restos de las manos muertas que quedaban de IU. Ese tiempo ya pasó. La mayoría de esa IU está compuesta por dirigentes sin decencia ni principios y por bases formadas por mediocres sin formación política alguna pero un pasivo trágala basado en el venimos del PCE, como si ese partido no se hubiera vendido al capital desde su política de reconciliación nacional de 1956 con los hijos de los franquistas, obedeciendo las órdenes de Stalin de la coexistencia pacífica de una URSS, ya muy alejada del poder de los soviets, con el capitalismo. Táctica le llaman a la renuncia.

Parece que hay un memo estalinista para el que el cuestionamiento de todo el texto viene de si fue Stalin o Kruschev el que apadrinó la escuela de las relaciones internacionales soviéticas de la coexistencia pacífica. El muy ignorante desconoce el significado de la cumbre de Yalta y el reparto pacífico de Europa y quienes salían en la foto.

Hay una creencia muy extendida en quienes militan en esos partidos que en Occidente aún tienen la desvergüenza de llamarse comunistas, no siéndolo, de que dichos partidos son recuperables para el socialismo. Dicha mentira, autoadministrada por quienes la aceptan para consumo propio, se basa en un hecho histórico: que la III Internacional los reconoció en su día como secciones nacionales de la misma. Pero lo que un día fue cierto no tiene hoy base alguna en la que sustentarse como verdad posterior. El pacto con las falsamente llamadas burguesías democráticas, en la lucha contra el fascismo y con aquellos partidos que solo unos años antes habían sido tildados de socialfascistas, llamado Frentes Populares en muchos países de Europa, postergó "sine die" la lucha por la destrucción del capitalismo y la revolución socialista para aclimatar a los PPCC al capitalismo contra el que habían nacido y a la aceptación, con matices, de sus democracias burguesas. La retórica y el ritual seguían siendo socialistas pero las prácticas socialdemócratas. Me pregunto qué es lo que hace que algunos que se autodenominan comunistas, habiendo sido educados políticamente en el reformismo, sigan confiando y esperando que sus PPCC de referencia y afiliación den un giro revolucionario. La posibilidad de que tal cosa suceda es la misma de que los PPSS vuelvan a la senda del socialismo y del marxismo. Pero a los miembros de unas y otras organizaciones, ya en proceso de descomposición, les sirve para acallar sus conciencias de pequeñoburgueses jugando a la ensoñación anticapitalista. Ni ellos se creen esa esperanza pero les resulta cómoda para no tener que hacer autocrítica sincera y volver a empezar, que es la tarea de cualquier revolucionario que realmente lo sea. Si fuera necesario seguirían esperando otros 60 años. Y es que romper el cordón umbilical da mucho trabajo y exige libertad de pensamiento.

Así que no me venga ningún nostálgico del “sin Garzón todo fue mejor” porque saben o debieran admitir, si tuvieran la inteligencia y la honestidad comunista para admitirlo, que ellos fueron alfombrando de basura el lugar en el que hoy está su querida “organización”.

Pues bien, toca decir que el papel de cornúpeta, de gran alce con mínimo cuerpo que hoy es IU, está alfombrado por el papel de un PCE que fue heroico en la lucha de sus militantes, no de gran parte de una dirigencia protegida ante la represión, contra el fascismo pero absolutamente alejado de la orientación de clase contra clase que debe caracterizar a los comunistas. De tales renuncias estos resultados.

La IU de Garzón es un zombie que busca, no identidad propia, no sean ustedes tan absurdos en su mentira, sino una cuota de influencia, porque la facción progre de defensores del capital no tiene poder sino destinos profesionales.

La que reivindica a la antigua IU jamás mató al padre, Santiago Carrillo, porque fue partícipe de dichas políticas de conciliación de clase, búsqueda de gobiernos de concentración y entrega del sindicato a prácticas mafiosas de colusión con el capital y sus gobiernos para domesticar a la clase trabajadora (Pactos de la Moncloa). Ese sector no puede hacer autocrítica porque le va su currículum político en ello.

De aquellos polvos estos lodos. Una parte de la antigua IU/PCE desaparecerá por mero agotamiento biológico y por senectud de un formato estéticamente anticuado de eurocomunismo.

A ellos solo cabe aplicarles aquella parte del tango del gran Gardel que dice:

Ahora, cuesta abajo en mi rodada,
las ilusiones pasadas
yo no las puedo arrancar.
Sueño con el pasado que añoro,
el tiempo viejo que lloro
y que nunca volverá.”

La otra, la que ha transmigrado en el alma de Podemos, remedando las gilipolleces del ex falangista Anguita, cuando decía aquello de “algún día el alma inmortal del PCE transmigrara en Izquierda Unida”, hace tiempo que es tan indecente por carecer de escrúpulos en el arribismo de sus componentes de cúpula, traidora a la clase trabajadora e inútil para la lucha por el socialismo como lo fue el “izquierdista PSOE” de Isidoro en 1977, el que pasaba la frontera a Francia escoltado por la Guardia Civil.

Señores de IU, su desaparición será una noticia necesaria en el avance hacia la conciencia de que de las urnas solo nacerán nuevas miserias basadas en el viejo engaño del timo del tocomocho. Lo deseable es que a sus cenizas les acompañe el descubrimiento de que los podemitas no son sino los hijos del PSOE, que ustedes fueron, disfrazados de un lenguaje hortera y desclasado para postmodernos de la nada.

Hay quienes afirmamos que el tango es el "llanto del cabrón" por el contenido relativo al desamor y el engaño al amor traicionado de muchas de sus letras. Es injusta esta calificación, ya que también hay otros tangos con temáticas distintas, algunas llenas esperanza e ilusión (déjenme compartir una con ustedes), pero no deja de haber un fondo de verdad en esa primera apreciación. Ese el sentido tanguista que hoy le da el trepa sin escrúpulos e imberbe político llamado Alberto Garzón a sus llantos ante el ninguneo político al que le ha sometido su querido fuhrercito con coleta.  

16 comentarios :

  1. Una crítica llena de razón, todo lo que dice es absolutamente verdad respecto a los llamadas izquierdas emergentes, pero la crítica destructiva por muy basada en la razón que esté, no soluciona el problema de la falta de alternativa a la dirección de la clase obrera. ¿Qué hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguna respuesta he dado a esa pregunta en varios artículos pero, independientemente de ello, esa no es mi tarea. Las salidas a la situación de la clase trabajadora serán colectivas o no serán.

      Eliminar
  2. Hoy día, la lucha de clases no existe formalmente, aunque de alguna manera pervive en pequeños colectivos autogestionarios.

    Para recuperar el sentido común colectivo, 30 millones de individuos deben catartizarse autorreconociéndose como clase trabajadora:

    --Coño, soy un asalariado y lo seré siempre. Sé hacer una parte de un proceso productivo y jamás tendré acceso a los medios de producción. Me pagan mal porque estoy cautivo de un sistema laboral que otorga todo el poder a mi patrón y no me deja otra alternativa que sindicarme en CCOO, UGT (dos sindicatos estatales funcionariales que se han demostrador traidores a la causa obrera desde hace 40 años). La CGY-CNT-AIT es la alternativa de la decencia, pero se trata de un sindicato minoritario, sin capacidad de negociación.

    TENGO QUE TOMAR ESTE TORO POR LOS CUERNOS. ACTIVARME por mi cuenta, no esperar nada de los partidos políticos, grupos de salteadores de cargos y prebendas que utilizarán mi voto para medrar. Podemos no me va a resolver nada. Ni el PSOE, por supuesto. El resto es neoliberalismo de bandas de malhechores.

    ¡¡SOY UN PUTO PROLETARIO!!

    No hay más revolución que aquella que haga yo mismo con mis propias manos.

    Tengo que contactar con mis camaradas, despertar sensibilidades y detectar a los chivatos, los esquiroles, los traidores, antes de que me denuncien al patrón. Una vez logrado el peso suficiente, hemos de lograr copar las listas de los cargos sindicales para tener poder de negociación.

    ¡Menudo trabajo me espera!

    ¡¡SOY UN PUTO PROLETARIO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lucha de clases existe. sea de modo consciente o inconsciente. Cada vez que un patrón explota (siempre) o sobreexplota (frecuentemente) a un trabajador hay lucha de clases. Conviene repasar los conceptos marxistas. Cada vez que un trabajador se queja de unas condiciones de trabajo que considera injustas hay lucha de clases. Y eso no siempre lleva a una huelga, ni a manifestaciones, ni a revueltas, pero si a las contradicciones capital-trabajo, que son la base de la lucha de clases.

      Por lo demás, yo que rechazo a los sindicatos amarillos, procuro no ser exclusivo ni dar lecciones de decencia sindical excluyente porque, aunque tan minoritarios como la CNT, hay otros sindicatos de clase que luchan y defienden una cierta forma de conciencia obrera, aunque todos tienen su riesgo reformista porque necesitan negociar derechos concretos con el patrón.

      Pero la lucha de clases tampoco se agota en el sindicalismo. ES más, necesita superarlo para llegar más allá.

      Eliminar
  3. Llevamos 40 años de adoctrinamiento partitocrático en el que, primero el PSOE, y después los sindicatos (ya ni se llaman sindicatos de clase) y hasta el PCE, abandonaron el marxismo para abrazar la social-democracia, que es la doctrina financiada por el capitalismo para alcanzar el control total de la Economía, y el uso y disfrute del ocio.

    Ni los medios, ni los educadores, ni los partidos, nadie habla de clases sociales. A pesar de que su existencia es evidente: La mayoría pertenecemos a la clase asalariada (ya no le llamemos obrera o proletaria, pero asalariada... hacen falta huevos para negar que existe), pero todo el mundo, incluso los asalariados, no se reconocen en ella. Mayor absurdo, imposible. Pero sucede en otros muchos campos de adoctrinamiento social.

    A ver, pedazo de gilipollas, ¿te pagan cada mes un salario, un subsidio de paro o una pensión fijos? Pues perteneces a la clase asalariada, a un colectivo inmenso, casi todopoderoso, con intereses comunes: la subida de salarios y el aumento de beneficios sociales. Es decir, el reparto justo de las rentas del trabajo y del capital.

    Pero España está llena de imbéciles. Memos que confunden dinero, papel-moneda, con capital (!). Gilipollas que creen que Marx inventó la URSS, en vez de ser un economista burgués que tuvo el acierto de interpretar la Economía desde un punto de vista correcto, reconociendo el factor de la Ganancia (beneficio obtenido del diferencial entre el valor de lo producido y el precio de venta) como impulsor del capitalismo.

    El marxismo económico no se ha ensayado nunca. Dice Alberto Garzón que su admirado benefactor, Soros, lo ha estudiado en profundidad para hacer sus negocios... La URSS fue una dictadura de una élite funcionarial. Por cierto, de la misma élite dominante que usurpa a los estados el control de la emisión del dinero en Occidente a cambio de financiarlos en tiempos de vacas flacas. Aquellos países que no ceden a esta usurpación, son destruidos por las bombas de la OTAN.

    Bernardo, no busques, que no vas a encontrar. Aquí hay unos cuantos que piensan por su cuenta. Son los que no discuten contigo y los que escriben artículos como el que encabeza estos comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo esa visión de la URSS. Para mí la Rusia postrevolucionaria fue socialista de 1917 a 1921. A partir de entonces llaga la NEP, los burócratas y el fin del control obrero de la producción pero quedan muchos contenidos socialistas que ni siquiera borra la figura de Stalin.

      Con todos sus errores posteriores, la URSS fue la que derrotó al fascismo y al nazismo, la que hizo posible que allá donde fracasó la revolución, la burguesía tuviera que conceder derechos que ni pensaba a la clase trabajadora.

      Y sí, a partir de 1921 ya no fue un Estado socialista pero tampoco lo fue capitalista. Un híbrido sin participación de los trabajadores en el poder económico, el real, pero con una lógica del gasto que no era el del beneficio capitalista.

      Una revolución que mereció la pena, y que nos marcó a todos, para bien, con todos sus grandes errores

      Eliminar
  4. Capitalistas NO SON los individuos que acumulan capital. Los individuos que acumulan capital se llaman ahorradores.

    --Capitalista es el que, disponiendo de capital, lo invierte en adquirir los medios de producción (locales, maquinaria, medios de transporte, publicidad) y en asalariar a personas (que no tienen otra opción para vivir que alquilar su cuerpo, mente y músculo, a cambio de un sueldo) con el objeto de obtener una ganancia o beneficio procedente de la plusvalía del esfuerzo de sus empleados menos la amortización de su inversión.

    --Capitalista es el que, disponiendo de capital, lo presta a otros emprendedores capitalistas a cambio de un interés.

    --Capitalista es el que, teniendo capital, lo tiene invertido en empresas del IBEX y cobra dividendos sin otra cosa que hacer en su vida "laboral" que controlar las cotizaciones de sus acciones.

    Capitalistas NO SON los creyentes en las reglas y fundamentos del sistema capitalista. Como no son sacerdotes todos los que creen en Dios. Como no son militares todos los que creen que la fuerza de las armas. Como no son policías todos los que creen que debe existir un orden social que impida delinquir.

    Con esto, termino de dar explicaciones. Si seguís confundiendo dinero con capital; o asalariado con capitalista no os contesto más. Son chorradas indignas de personas sensatas, maduras y medianamente inteligentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa pero debes leerte "El Capital" para entender lo de la acumulación capitalista y lo de la plusvalía. No, los ahorradores, no son acumuladodores de capital sino, en todo caso, de ahorro.

      De tus confusiones conceptuales no somos culapables los marxistas

      Eliminar
  5. Si Stalin también es chungo.
    ¿Entonces que títere queda con cabeza?
    ¿Quizás Trotsky y los trotskistas, esos que dicen lo de "estalinista memo"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si usted no distingue más que entre blanco o negro, tras Marx y Lenin, entre Stalin y Trotski, seguramente es porque jamás entendió el marxismo sino que lo suyo fue religión. Vuelva a empezar por Marx. Lea luego a a Lenin y déjese de chorradas entre trotskos y estalinos, que le dañan el cerebro.

      La base del socialismo es la lucha de clases, no lo que hizo la URSS con posterioridad a las peleas del bigotes y del de la perilla.

      Uno porque buscó su justificación en su visión de un "marxismo" que se jujstificase a sí mismo y el otro porque entendió que había salvar al Estado, independientemente de que éste perdiera su naturaleza de clase, no son líneas de lucha por la emancipación de la clase trabajadora

      Eliminar
  6. Hola Marat, soy Redstar (de IU, lector de Canarias Semanal) y aunque no te lo creas me gustan tus artículos, en especial "Tiempos oscuros de confusión ideológica", del que por cierto anunciaste una segunda parte en sentido positivo. No lo he visto pero si lo publicaste dime cuando porque me gustaría leerlo.
    Ante todo te diré que estoy de acuerdo en el fondo del artículo sobre Garzón (respecto a las formas creo que te podrías haber ahorrado algún vocablo) aunque sigo pensando que un ataque así debe ir acompañado de una propuesta.
    Dicho ésto, permíteme que te haga un par de preguntas:
    1) ¿No crees que la crítica feroz sin una alternativa ayuda precisamente a la huída de gentes de izquierdas hacia la extrema derecha?
    2) ¿Existe, en tu opinión, alguna organización (no importa lo pequeña que sea) que puede representarnos aquí y ahora?
    Es cierto que en IU hay "dirigentes sin decencia ni principios" pero no creo que sus bases estén formadas "por mediocres sin formación política alguna" y, si lo están, sinceramente creo que el hecho de no ofrecerles una puerta de salida que vaya en paralelo a la merecida denuncia sólo producirá el efecto de engrosar las filas de esas extremas derechas más o menos enmascaradas que ya estamos viendo en varios sitios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso que en Canarias Semanal usted se despachase al menos con la virulencia (http://canarias-semanal.org/not/20584/garzon-entona-el-tango-del-cabron/) que yo empleé en mi artículo y ahora venga de suave.

      Dicho esto, me resulta también muy curioso que un socialdemócrata que milita en un cadáver socialdemócrata como IU no recuerde la virulencia con la que Lenin fue rompiendo con los socialdemócratas hasta construir el partido bolchevique. Quien sigue hoy dentro de un muerto socialdemócrata como IU y no rompe es un vulgar socialdemócrata, por mucho que pretenda halagarme diciendo que le gustan mis textos.

      Hoy ninguna organización que hace 100 o 150 años haya nacido de la clase trabajadora puede esperar su respeto. En unos casos por traición a ella. En otros por incapacidad de reconstruir ese proyecto.

      No, lo que contribuye al fascismo es una organziación socialdemócrata enfeudada a un pacto con los peronistas reaccionarios de Podemos, que abren el camino al monstruo con su demagogia desclasada, ciudadanista y fuera de culaquier proyecto que no sea una pose.

      Para mí existe mi organización (el Espacio de Encuentro Comunista), que no partido, que intenta reconstruir el proyecto comunista desde la vuelta a sus orígenes, a Marx, pero hace tiempo que tengo claro que los socialdemócratas jamásentenderán eso. Le recomiendo esta lectura http://www.lahaine.org/mundo.php/se-debe-volver-a-formular Aunque sin esperanza alguna de que llegue a entender su profundidad.

      En cuanto a lo que digo de los afiliados de IU lo he expresado con pleno conocimiento: milité en el PCE 16 años, hasta el 92, cuando abandoné también IU. Jamás hubo formación política continuada de militantes ni de cuadros en esas organizaciones sino ignorantes, no sólo por su culpa, sino tsmbién de la dirección, a la que interesaba gente con fe del carbonero.

      Con dios

      Eliminar
  7. ¿1992? Ya....
    Pues parece que te ha durado la ignorancia a ti también otros 22 años más.
    7 de mayo de 2014:
    "En mi caso, con una pinza en la nariz, porque son muchas las cosas que me distancian de ellos (entre ellas, que es una fuerza socialdemócrata porque el PSOE ya no es ni social-liberal siquiera o su ciudadanismo) actuaré, dentro de mi posición en la izquierda, pragmáticamente y votaré por Izquierda Unida, hacia la que soy profundamente crítico, pero que constituye la única fuerza política capaz de impedir que el voto hacia las opciones reaccionarias que están configurándose en mi país y en Europa se empiece a asentar al menos en el Estado español."
    ¿Te suena? Es de tu blog.
    Maldita hemeroteca.
    Algunos pueden ponerse una pinza en la nariz cuando lo creen conveniente pero otros somos ignorantes si no encontramos un partido referencia para nuestras ideas y seguimos registrados en lo menos malo que hay (y no me refiero a los sinvergüenzas de Podemos).
    Algunos sois pragmáticos cuando apoyáis a IU pero otros somos ignorantes si hacemos lo mismo.
    Cuando hablamos de autocrítica, los tiempos en cada persona son diferentes; cada uno se da cuenta de cosas en momentos diferentes y eso no hace a unos u otros mejores ni peores ni más o menos ignorantes.
    Voy a leer el texto de Lahaine a ver si lo entiendo aunque no creo estar a tu nivel ...
    Por cierto, respecto a la despedida, preferiría un "saludos", un "atentamente" o, ¿por qué no? un "salud"; no soy creyente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de quienes no entienden más allá de lo que véis en vuestra miopía es que no comprendiste que aquellos textos solo tenían la intención de abofetear con el brazo cadávérico de una IU en ya en descomposición por entonces la cara de los podemitas.

      En cuanto a la ignorancia la constaté en cada agrupación del PCE y asamblea de IU en la que estuve ¿Formación en marxismo? Cero. Comprensible en organizaciones que lo niegan en cada uno de sus actos.

      Y no, no lo estás. Para eso hay que esforzarse mucho en formarse y pertenecer a una organización para la que esto sea clave y se haga de modo colectivo.

      Veo que la ironía (por la despedida) tampoco la manejas

      Eliminar
  8. Hola Carlos.
    Creo que la clase trabajadora está en crisis de supervivencia, con varias amenazas pendientes.
    1.La traición de los sindicatos UGT y CCOO. Mantenidos por el Estado son parte del problema.
    2.La inmigración desesperada.
    3.La des-regulación del mercado laboral.
    4.La crisis económica y financiera.
    5.El neoliberalismo europeo que manda en Bruselas servil a la banca internacional.
    6.El Gobierno de derechas cristiano, corrupto y ladrón.
    Enfrentarse a todo esto junto no va a ser fácil. Pero digo yo que habrá que hacerlo amenaza por amenaza.
    De eso es de lo que debemos hablar aquí, y no de filosofía.
    No hace falta que desaparezca el sistema capitalista para mejorar todos esos puntos. Solo hace falta seguir luchando como lo hicieron nuestros bisabuelos, abuelos y padres, y enseñar a seguir a nuestros hijos.
    La huelga de los estibadores ha ganado. Por eso los medios llaman a los estibadores de todo, mafiosos incluso. Pero es rabia ante la derrota. Los trabajadores lo producimos todo. Y podemos parar de producir siempre con el derecho de huelga. Pero lonmás gordo es que luego consumimos lo que producimos. Por eso la legionaria Báñez ha pedido a la patronal que empiece a subir los sueldos.
    Ya tienen su respuesta los derrotistas de mierda. Solo haciendo una cosa se derrota cada día al capitalismo, se le mantiene a raya, se le debilita hasta que fallezca de tanto ceder.

    ResponderEliminar
  9. A Redstar, lector de Canarias Semanal, y veo que de La Barricada también.Vas bien encaminado, pero,ya no te digo ser militante de IU (y perdona q.me ría, no por lo de Unida sino por lo de Izquierda)sino ya el hecho de ser tan solo simpatizante de esa formación "política" es una contradicción ideológica. O eres de izquierdas...o eres de derechas.("oscuros tiempos d. ideológica confusión" me suena). En cuanto a las "cortesías" de Marat hacia el prefabricado ídolo mediático (que no político, a pesar de sus simpatías por G.Soros&Co.)de Alberto Garzón ( leasé A.Rivera, q. da lo mismo)puedo decirte q.Marat se queda corto. Lo de "...crítica feroz...ayuda(y encima precisamente!)..huida gente de "izquierdas" hacia la extrema derecha. Bueno, esto me recuerda al muy burgués y anticomunista de Anguita(dicho sea de paso muy amigo del podemita P.Iglesias) cuando fomentó algo así como:"...si es de extrema derecha pero es una persona honesta(¡vaya contradicción) vótale". Es como si soy ateo y por críticas a mi ateísmo me vuelvo creyente.Creo q.las bases de IU. hoy en día están formadas por académicos y progres "seudoizquierdistas" muy alejados de la clase obrera. Alguna organización q.pueda representarnos actualmente te preguntas. Yo diría q.no hay ninguna, q.deberíamos volver( o comenzar) a leer a Marx y a Lenin, a F. Fanon y al Che. En mi desesperanza ante el actual apoliticismo me alienta q,se hayan creado formaciones como Espacio Encuentro Comunista. Un saludo de un jubilado proletario. Arturo Acosta.

    ResponderEliminar