29 de noviembre de 2015

YIHADISTAS: INSTRUMENTO GEOESTRATÉGICO DEL PENTÁGONO PARA LA NUEVA CARTOGRAFÍA DEL MEDIO ORIENTE

Alfredo Jalife-Rahme. alfredojalife.com

La carta radical islámica sunita representa desde hace 35 años un instrumento geoestratégico de Estados Unidos con los muyahidines de Afganistán (los freedom fighters de Reagan y su Rambo hollywoodense): abuelos y padres, con Osama Bin Laden de Al Qaeda, de los yihadistas posmodernos del EI (Estado Islámico).

Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de James Carter, confesó aLe Nouvel Observateur que gracias a los muyahidines, apoyados por la CIA, consiguió la implosión del imperio soviético(http://goo.gl/bw29B2).

¿Busca Estados Unidos ahora el empantanamiento de Rusia en el avispero medioriental, y su subsecuente balcanización, como sucedió con la URSS?

Zbigniew Brzezinski ha de estar feliz con el derribo del avión ruso por Turquía, miembro de la OTAN, en su diabólico esquema de los Balcanes euroasiáticos(http://goo.gl/3v4TzS).

Un documento de la DIA (http://www.dia.mil) –espionaje militar foráneo del Pentágono y la comunidad de espionaje(http://goo.gl/C0mQjI): federación de 17 agencias separadas–, del 12 de agosto de 2012, asienta que es deseable un Estado Islámico en Siria oriental para implementar las políticas de Occidente en la región(http://goo.gl/ChqqLf).

El documento, desclasificado por Judicial Watch, reporta que para “Occidente, países del Golfo y Turquía (sic), quienes apoyan a la oposición siria… existe la posibilidad de establecer un califato salafista en la parte oriental de Siria (en Hasaka y Der Zor) y esto es exactamente lo que las potencias que apoyan a la oposición desean, con el fin de aislar al régimen sirio”.

El documento circuló en Centcom (http://goo.gl/vnC29S), CIA, FBI, Departamento de Estado, DHS (http://goo.gl/4Q2DF6), NGA (https://goo.gl/FVHUn5), etcétera: predice el ascenso del EI en Irak y Levante, pero en lugar de delinear claramente al grupo como enemigo, el reporte contempla al grupo terrorista como un activo estratégico de Estados Unidos.

La evidencia forens (sic) va desde la admisión de Robert Ford, anterior embajador de Estados Unidos en Siria, hasta el apoyo material a los terroristas de Daesh/Isis/Isil en el teatro de batalla sirio que se remonta a 2012, como delata el reporte de septiembre de 2014 del británico Conflict Armament Research, que traza los orígenes de misiles antitanque de Croacia (sic) que cayeron en manos yihadistas (https://goo.gl/QxZzHY).

Los siete puntos nodales del documento: 1) Al Qaeda maneja la oposición en Siria; 2) Occidente se identifica con la oposición; 3) el establecimiento del naciente EI yihadista se volvió una realidad con el levantamiento de la insurgencia siria (no existe mención de la retirada del ejército de Estados Unidos de Irak que sirvió para el ascenso del EI); 4) el establecimiento de un califato salafista en Siria oriental es exactamente (sic) lo que desean las potencias externas que apoyan a la oposición (Occidente, países del Golfo y Turquía) con el fin de debilitar al gobierno de Assad; 5) se sugieren zonas de seguridad en áreas conquistadas por los insurgentes yihadistas con base en el modelo libio (que se traduce en zonas de exclusión aérea como el primer acto de guerra humanitaria; 6) Irak es identificado con la expansión chiíta, y 7) un EI sunita puede ser devastador para la unificación de Irak y puede desembocar en la renovada facilitación de elementos terroristas provenientes de todo el mundo árabe que entrarían al teatro de batalla iraquí.

La situación general exhibe tres puntos seminales: 1) en el interior, los eventos toman una clara dirección sectaria; 2) los salafistas, los Hermanos Musulmanes y la franquicia de Al Qaeda en Irak son las principales fuerzas que empujan la insurgencia en Siria, y 3) Occidente, los países del Golfo y Turquía apoyan la oposición; mientras Rusia, China e Irán apoyan al régimen (nota: del alauita Bassar al Assad).

Quien tuvo a su cargo la DIA al momento de la publicación del documento de 2012, el teniente general Michael Flynn, hoy retirado, confirma a Al Jazeera (de Qatar) su validez precisa y asevera como decisión deliberada el padrinazgo de la Casa Blanca a los radicales yihadistas que emergerían como Daesh/Isis/Isil y Al Nusra contra el régimen sirio (http://goo.gl/2kk8Kn).

¿A qué se deberá tanta franqueza del anterior mandamás de la DIA?

¿Se trata de un reparto de papeles y/o de una ruptura de políticas entre un sector del Pentágono con la Casa Blanca?

A mi juicio, la intervención de Rusia en Siria (http://goo.gl/9cMbBH) –63 días después de la estrujante confesión del teniente general Michael Flynn– constituyó un game changer (punto de inflexión). Por lo pronto, Rusia actúa ya con base en su percepción del doble juego de Estados Unidos.

Dejo de lado que Israel atiende a los guerrilleros heridos de Al Qaeda en la guerra civil en Siria (http://goo.gl/mehlUw).

Dos días más tarde del encuentro de 25 minutos entre los presidentes Obama y Putin, al margen de la cumbre del G-20 en Antalya (Turquía), el canciller ruso Sergei Lavrov fustigó que “Estados Unidos y su coalición (nota: de 62 países, incluido el ‘México neoliberal itamita’) parecen eludir al EI”, ya que mientras debilita al presidente sirio Bashar al Assad, nunca podrá tomar el poder en Siria (http://goo.gl/ZJtMuw).

Según Lavrov, EU y su coalición desean que EI debilite a Assad lo más pronto posible para obligarlo a renunciar de una u otra forma, pero tampoco desean ver al EI lo suficientemente fuerte para tomar el poder. ¡Juego de tronos!

El nuevo director de la DIA, teniente general Vincent Stewart, comentó que Irak y Siria no sobrevivirán como países cuando en Irak luchan con la idea de que los kurdos regresarán al gobierno central, lo cual es altamente improbable (http://goo.gl/6D5iC6).

Sobre Siria, el director de la DIA asentó: puedo ver un tiempo en el futuro donde Siria es fracturada en dos o tres pedazos, y agregó que no es el objetivo (sic) de Estados Unidos, pero parece cada vez más probable.

Ni más ni menos que mis añejas tesis: balcanizaciones de Irak (http://goo.gl/r2i11S) y Siria (http://goo.gl/NqM12O). En mi libro “Irak, Bush bajo la lupa” (http://goo.gl/tZ9yGx), abordé el plan Kissinger para balcanizar Irak. ¿Le espera la misma suerte a Siria?

En paralelo, el director de la CIA, John Brennan –cuyo vicedirector es el omnipotente israelí-estadounidense David S. Cohen, quien viene de inteligencia financiera de la Secretaría del Tesoro (https://goo.gl/m9eqRk)–, aduce que los iraquíes y los sirios se identifican por sectas religiosas o tribus, más que por su nacionalidad: pienso que Medio Oriente tendrá un cambio en la próxima década o en dos décadas.

En 2006, el entonces senador, hoy vicepresidente Joe Biden, favoreció la balcanización de Irak en tres zonas étnicas autónomas: chiítas iraquíes en el sur, sunitas en el centro y kurdos en el norte (con la estratégica ciudad petrolera de Kirkuk).

Para cerrar con el hilo conductor del Pentágono, destaca en retrospectiva la nueva cartografía de Medio Oriente, de acuerdo con Robin Wright (http://goo.gl/bIkFLM), del Wilson Center –que indujo la privatización de Pemex–, de cómo cinco países se pueden convertir en 14, entre ellos Siria (http://goo.gl/26QpF2).



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada