12 de febrero de 2016

CRISIS FASE 2: FUSIONES. CHINA COMPRA EMPRESAS POR TODO EL MUNDO A RITMO RÉCORD

Pablo Heraklio. Kaosenlared

Pasamos a la Fase 2 de la crisis global: Fusiones, como ya indicamos en este post. Los chinos ya se atragantaron con la sobredosis de inversión doméstica en 2015 en forma de crisis de la bolsa. A ahora vuelven a la carga, esta vez invirtiendo todo lo que pueden en Corporaciones de todo el mundo con la esperanza de que les reporten beneficios.

Las corporaciones no es que no funcionen, es que están sobrevaloradas, en plena transformación tecnológica y llenas de capital financiero tóxico. Después de 15 años de intensa relocalizando de la industria mundial hacia China las corporaciones viven de la marca gracias a los paraísos fiscales. Todas. Esto es lo que ahora quieren los chinos, su parte de la tajada. Otro objetivo es la desdolarización. A sabiendas de las difícil situación en USA quieren devolverles sus dólares quedándose con el capital productivo. Tontos no son.

Nos acercamos hacia la apertura total de los mercados antes de lo esperado. Las consecuencias, por poner un ejemplo y salvando las distancias, será una europeización de los países emergentes y la paralización del crecimiento global. China hace las veces de una Alemania global, absorbiendo la inversión industrial y relegando a sus clientes, Australia, Brasil, Bolivia, Chile… hasta USA o Rusia, a servir productos primarios y desmontar las industrias que queden, lo cual les empobrece. Esto es una tendencia cuyo único freno sería establecer un sistema pseudo-arancelario, lo cual va en contra de la lógica liberal de la economía de mercado.

Lo que parece es entonces avecinarse un recrudecimiento de la crisis y una desinversión generalizada, caídas de las bolsas, cuyos efectos los veremos de aquí a dos o tres años, cuando China acumule suficientes títulos como para absorber los capitales hacia su territorio. Y esto quiere decir cierres y paro.

Solución: comercio de cercanía e industrias locales, todo lo contrario a las doctrinas económicas establecidas. El cambio de paradigma es inevitable, posible y deseable. Solo hay que evitar que lo inicien las oligarquías de siempre. Organicémonos!

Salud! tctca

_______________


Traducción de: China is buying a lot of foreign companies – Business Insider por Andy Kiersz

Las compañías chinas han ido adquiriendo las empresas extranjeras a un ritmo sin precedentes, y es probable que veamos mucho más en lo que queda de año.

Hasta ahora, en 2016, General Electric ha vendido su negocio de electrodomésticos [por 5.400m de $] a la Haier, con base en Qingdao.

La china Zoomlion lanzó una OPA hostil [de 3.300m de $] por la empresa fabricante de equipos de pesados Terex Corporation,

y la compañía de Propiedad e Inversión Dalian Wanda anunció un acuerdo de compra de la mayoría de las acciones de Legendary Entertainment de Hollywood.

El viernes 5 feb 2016, un grupo inversor líder en China [Chongqing Casin Enterprise Group] anunció que compraría la Bolsa de Chicago, entera.

Y luego está cantidad récord ofrecida por ChemChina para comprar las semillas y pesticidas del grupo suizo Syngenta, valorado en 48.000m $ según Dealogic [haciéndole la competencia a Monsanto].

Ha habido ya 82 acuerdos de fusiones y adquisiciones [M&A] anunciados para este año, que ascienden a $ 73.000 millones $, según Dealogic. Más que los 55 acuerdos por valor de $ 6.200m $ en el mismo período del año pasado.

El año pasado se rompió el record de ofertas internacionales procedentes de China, con 607 ofertas por valor de $ 112.500m $ en total. En poco más de un mes China ya está más de medio camino de romperlo.

Entonces, ¿qué está pasando?

Una interpretación es que las empresas chinas están simplemente ávidas por crecer ya que la economía de su país se desacelera, y se están alimentando a sí mismos mediante la compra de otras empresas.

Con la desaceleración de la economía, las empresas chinas están buscando cada vez más vías no convencionales como complemento a su crecimiento”, dijo Vikas Seth, director de mercados emergentes en el departamento de mercados de capitales y banca de inversión de Credit Suisse, a Business Insider.

El crecimiento económico de China en 2015 fue el más bajo en 25 años.

Pero hay más motivos que el mero crecimiento. Estos son acuerdos transfronterizos de fusiones y adquisiciones y también acceso a los mercados.

Algunas de las principales motivaciones para las adquisiciones transfronterizas son el acceso a nuevos mercados, marcas, tecnologías, capacidades de I + D y, en algunos casos, a los productos y las cadenas de suministro que se pueden vender en las redes de distribución de un comprador dentro de China”, dijo Seth.

Creemos que este ritmo se mantendrá ya que China está pasando por una notable transformación de su economía”, agregó.

Los compradores son empresas de propiedad estatal, fondos soberanos, corporaciones privadas y los fondos de capital privado.

En el caso del acuerdo por la unidad de aplicaciones de General Electrics, el objetivo de Haier es conseguir acceso al mercado y la marca de fábrica de GE. Con el acuerdo con Syngenta, ChemChina está consiguiendo la tecnología, investigación y desarrollo fundamental.

En la compra de Legendary Entertainment, Dalian Wanda, que también es propietaria de cadenas de cine y teatro en China, obtiene el control sobre el contenido que está produciendo.

Retos
Al igual que cualquier ola de compras compulsivas, este auge es bueno para Wall Street.

El año pasado, los bancos de inversión ganaron 558m de $ en ingresos con los acuerdos chinos de M & A, según Dealogic. Este año, ese número es de 121m de $ hasta la fecha.

Pero hay, por supuesto, una serie de problemas a las que estas ofertas se enfrentará – sobre todo en los EE.UU.

Las M & A en los EE.UU. están sujetos al examen del Comité de Inversiones Extranjeras en los Estados Unidos, o CFIUS. Éste recientemente ya ha impedido la venta del negocio de Philips por 3.300m de $ a un grupo de compradores en Asia.

Estaría muy sorprendido si el CFIUS no tuviera un interés en echar un vistazo a este acuerdo” dijo Anne Salladin del bufete de abogados Stroock y Stroock, refiriéndose al acuerdo Bolsa de Chicago.

También podría haber problemas culturales cuando se trata de integrar empresas occidentales en empresas de gestión chinas. Por no hablar de los posibles problemas de valoración de empresas, dada la volatilidad del mercado que hemos visto recientemente.

Las empresas chinas necesitan tener el pleno respaldo del gobierno chino con el fin de cerrar negocios extranjeros.

Necesitan aprobación con el fin de obtener suficientes divisas para pagar por las adquisiciones, algo que el gobierno vigila de cerca [las empresas chinas deben solicitar divisas a su gobierno cada vez que quieren hacer compras en el exterior, no pueden acudir directamente a los mercados internacionales]. De hecho, muchas de las empresas que persiguen esta ofertas son en realidad empresas de propiedad estatal.

Dado el reciente volumen de ofertas, sin embargo, parece que el gobierno chino apoya la ola de compras en el extranjero. Y eso sugiere que podría haber mucha más actividad de negocio en el horizonte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada