2 de diciembre de 2015

¿PERIODISMO DE GUERRA O AUTOPROMOCIÓN?

Denis Grigoryuk. euskalherria-donbas.org

Se ha puesto de moda regresar a Donetsk. Es la nueva tendencia. Pero no se puede volver y que cada uno continúe tranquilamente con su existencia. No, eso no es suficiente. El objetivo no es solo volver a Donetsk. Convencidos de que con la guerra en Donbass no solo es posible ganarse la vida sino también promocionarse, aparecen los halcones, gente de personalidad creativa que se amontona para volver igual que se amontonaba para salir en junio, cuando la batalla en Donetsk había decaído.

Al principio de la guerra, muchos huyeron de Donetsk. Alegaron que habría política de tierra quemada y ese no era lugar para desarrollar su potencial creativo y su sutil forma de expresión. No era su guerra, decían. Sentados en sus cómodos apartamentos alquilados, o en casa de familiares, observaron desde lejos los trágicos eventos de Donetsk y Lugansk. No se encontraron bajo los bombardeos, no experimentaron la falta de agua, de suministro eléctrico, el bloqueo del sistema bancario, el desabastecimiento de alimentos, medicinas y otras consecuencias de la guerra. Se encontraban en ciudades en paz, donde veían las noticias.


En algún momento se acordaron de Hemingway y de Orwell, que escribieron sobre la guerra civil española y se hicieron famosos por ese trabajo. Con esa idea en mente, las personalidades creativas decidieron venir a Donbass y trabajar por el bien de las Repúblicas. Evidentemente, esta idea apareció después de la firma de Minsk-2, cuando Donbass comenzó a mostrar la apariencia de paz, es decir, no había grandes ataques en una buena parte del territorio sino tan solo en los lugares más cercanos al frente y las localidades adyacentes.

De vuelta a su Donetsk, ¿fueron hasta el frente para comprobar las delicias de la guerra? No. ¿Para qué, si se puede ver la guerra por televisión y escribir grandes poemas? Nadie irá a verificar dónde estabas en realidad cuando ocurrió la masacre. Lo más importante es estar en el momento adecuado y utilizar la oportunidad. ¿Hay alguna diferencia en la calidad del trabajo? Por supuesto. Quienes estuvieron en peligro y sobrevivieron de milagro ven los hechos de forma diferente y eso queda reflejado en su trabajo. No necesitan palabras bonitas para describir la guerra. Unas pocas mordaces palabras son suficientes para que quede todo claro.

Es insultante que algunos se aprovechen de la desgracia de Donbass. Que busquen otra forma de promocionarse y hacerse famosos. La forma más sencilla es subirse a la ola informativa y convertirse en un escritor militar. Es mucho más difícil interesar a los lectores con la literatura civil.

Durante las grandes batallas, cada persona mostró su verdadera identidad. Cada cual actuó de forma diferente, según su naturaleza. Pero, por desgracia, siempre hay suficientes parásitos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada